Plantas de interior japonesas

Azaleas japonesas

Las plantas Japonesas son una buena opción para decorar interiores, ya que muchas de ellas ayudan a purificar el aire y añaden toque color y elegancia a los rincones apagados.

Hay muchos tipos de plantas de interior, algunas de ellas requieren más cuidado y es necesario prestar más atención a sus necesidades. Por otro lado, para los que recién se inician en la jardinería, también existen otras variedades más resistentes y más adecuadas para ellos.

Las plantas de interior de Japón son una buena opción.

Hay muchas variedades y diferentes formas de cuidarlas, pero todas tienen características exóticas y flores que pueden darle un aire diferente a tu hogar.

Azaleas japonesas - Plantas de interior japonesas
Azaleas japonesas
Índice
  1. Plantas de interior japonesas en macetas
  2. Ideas de decoración con plantas Japonesas
    1. El ikebana
    2. La técnica japonesa Kokedama
    3. Cómo hacer un Kokedama en casa paso a paso:

Plantas de interior japonesas en macetas

Aquí tienes algunos ejemplos de plantas de interior japonesas que son adecuadas para el hogar:

  • Aralia o Fatsia japonica: es una planta de origen japonés perfecta tanto en interior como en exterior. En cuidado, le gustan las temperaturas frescas, no tolera la luz solar directa y prefiere la sombra o sombra parcial. Sus grandes hojas verdes y sus flores blancas son perfectas para dar color a cualquier estancia del hogar.
  • Azalea: proceden de Asia y están muy extendidos en Japón. Se pueden cultivar tanto en interiores como en exteriores, pero requieren humedad y mucho calor, por lo que deben almacenarse en un área fresca y ventilada.
  • Crisantemo: originario de Asia, es el símbolo del Imperio Japonés. De hecho, durante la temporada de floración otoñal, los japoneses organizan varios festivales y exposiciones relacionados.
  • Bambú: Por lo general, el bambú crece mejor al aire libre y su gran resistencia significa que también se puede cultivar en interiores. El bambú de interior puede ser un gran elemento decorativo, su estética y belleza son perfectas para añadir un toque de alegría a cualquier espacio, combinado con un fácil cuidado y mantenimiento hacen de esta planta japonesa una planta ideal para el hogar.
  • Bonsái: es una planta japonesa de interior que se cultiva en macetas pequeñas y se caracteriza por su tamaño reducido y su forma esculpida. Esta planta requiere de cuidados especiales, como regarla regularmente y podarla para mantener su forma y tamaño.
  • Kanzan: La Prunus serrulata "Kanzan" es una variedad de sakura (cerezo japonés) que es más adecuada para interiores que otras variedades. Esta planta es conocida por sus hermosas flores rosadas que florecen en primavera y por su hoja perenne.

Ideas de decoración con plantas Japonesas

El ikebana

El ikebana es una forma de arte floral japonesa que se enfoca en la creación de arreglos florales y paisajes con flores y plantas, tiene sus raíces en la religión y en la cultura japonesa y se considera una forma de meditación y expresión artística. Los arreglos de ikebana suelen ser simétricos y se basan en la creación de formas geométricas y líneas rectas y curvas. Los arreglos de ikebana también suelen incluir elementos naturales como piedras, ramas y hojas.

¿Cómo se mantiene un arreglo de ikebana?

Para mantener un arreglo de ikebana, es importante seguir algunos pasos básicos:

  1. Asegúrate de que el recipiente que usas para el arreglo tenga agua fresca y limpia. Cambia el agua cada 2-3 días o más seguido si es necesario.
  2. Corta los extremos de los tallos de las flores y plantas cada 2-3 días para evitar que se sequen. Esto también ayudará a que el arreglo dure más tiempo.
  3. Retira las flores y plantas muertas o secas del arreglo para mantenerlo fresco y atractivo.
  4. Coloca el arreglo en un lugar fresco y alejado de la luz directa del sol y de fuentes de calor.
  5. Usa productos especiales para prolongar la vida del arreglo, como soluciones para flores y anti-transpirantes.

Siguiendo estos pasos, puedes mantener tu arreglo de ikebana fresco y atractivo durante mucho tiempo.

¿Cuáles son los elementos naturales comunes que se utilizan en el ikebana?

En el ikebana se suelen utilizar una variedad de elementos naturales, algunos de los más comunes son:

  • Flores: se pueden usar flores frescas o secas de cualquier tipo, dependiendo del diseño del arreglo. Algunas flores comunes son las rosas, lirios, crisantemos y girasoles.
  • Plantas: se pueden usar plantas frescas o secas en el ikebana. Algunas plantas comunes son el musgo, el bambú y el sakura (cerezo en flor).
  • Hojas: se pueden usar hojas frescas o secas de cualquier tipo, dependiendo del diseño del arreglo. Algunas hojas comunes son las de bambú, las de palma y las de olivo.
  • Ramas: se pueden usar ramas frescas o secas de cualquier tipo, dependiendo del diseño del arreglo. Algunas ramas comunes son las de ciprés, las de sauce y las de almendro.
  • Piedras: se pueden usar piedras de cualquier tipo y tamaño en el ikebana. Algunas piedras comunes son las de río, las de jardín y las de mármol.

Estos son solo algunos ejemplos de los elementos naturales que se pueden usar en el ikebana. La elección de los elementos dependerá del diseño y del estilo del arreglo que se quiera crear.

La técnica japonesa Kokedama

Las kokedamas son plantas naturales que se fabrican de forma artesanal utilizando técnicas japonesas tradicionales que consisten en colocar las plantas en macetas de musgo orgánico.

La palabra "kokedama" significa "bola de musgo" en japonés.

A diferencia de las plantas en macetas, el kokedama no drena el agua y el musgo retiene la humedad, lo que le da una ventaja cuando se coloca en el interior. Puede ser parte de la decoración y agregar un toque natural a su escritorio, biblioteca, mesa o cualquier habitación de su hogar.

Historia

Esta técnica se originó en el siglo XVII en Japón como parte de la tradición de bonsái. Originalmente, se utilizaba para crear pequeñas macetas de musgo que se colgaban en árboles o se colocaban en maceteros de cerámica.

Con el tiempo, la técnica se popularizó y se utilizó para dar forma a diferentes tipos de plantas, desde orquídeas hasta suculentas. Actualmente, se considera una forma de arte y jardinería de estilo minimalista, donde se valoran tanto la belleza de la planta como la simplicidad de la presentación.

Cómo hacer un Kokedama en casa paso a paso:

Tiempo total necesario:

20

Minutes

¿Cosas necesarias?

- Una planta.
- Abono orgánico
- Musgo
- Akadama (arcilla para bonsáis)
- Hila de alambre o cordón.

Para hacer un kokedama en casa, sigue los siguientes pasos:

Paso 1

Elige una planta que sea adecuada para el kokedama, como un bromelia, una orquídea o un musgo. Asegúrate de que esté en buen estado y que no tenga plagas o enfermedades.

Paso 2

Mezcla una parte de tierra de jardín con tres partes de akadama (un tipo de arcilla especial para bonsáis) y un poco de abono orgánico. Añade agua hasta que la mezcla quede húmeda y pegajosa.

Paso 3

Toma un poco de la mezcla y moldéala en una bola lo más compacta posible. Deja un hueco en el centro para colocar la planta.

Paso 4

Coloca la planta en el hueco y cubre sus raíces con la mezcla de tierra y arcilla. Aprieta bien para que quede bien sujeta.

Paso 5

Para cubrir la bola de tierra y proteger la planta, enrolla un trozo de musgo seco alrededor de la bola. Puedes usar un hilo de alambre o un cordón para sujetar el musgo.

Paso 6

Coloca el kokedama en un recipiente con agua y déjalo sumergido durante unos minutos. Luego, saca el kokedama y deja que el exceso de agua se escurra.

Paso 7

Coloca el kokedama en un lugar con luz indirecta y riega regularmente para mantener la humedad adecuada. Con el tiempo, el musgo se irá cubriendo de musgo y dará un aspecto natural y elegante a tu hogar.

técnica japonesa kokedama - planta japonesa interior
Plantas de interior japonesas - técnica japonesa kokedama

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Plantas de interior japonesas puedes visitar la categoría Plantas.

Otros artículos

Subir